Buena postura: recoger un objeto ligero del suelo

Visto 588 veces
Archivos y descripción

En este tutorial te enseñamos a agacharte para recoger un objeto ligero que está en el suelo manteniendo una buena postura.

La postura de tu espalda cuando te agachas resulta esencial para evitar dolores y lesiones. Si el objeto que quieres coger es pesado, te recomendamos el siguiente videotutorial: ''Cómo agacharse para recoger un objeto pesado''.

¿Hablamos por Facebook? Estamos aquí: www.facebook.com/sikanaES

Han ayudado a crear este tutorial
MartaHS - Sikana
MartaHS
Translation
Cargando comentarios ...

En este vídeo aprenderás cómo recoger del suelo un objeto poco pesado sin hacerte daño en la espalda.

Si se trata de un objeto más pesado, la técnica a poner en práctica no será la misma. Si quieres saber más, te recomendamos que busques el vídeo titulado “Cómo recoger un objeto pesado del suelo”.

Si quieres recoger un objeto poco pesado, el gesto que debes hacer consta de tres movimientos: un paso hacia adelante, una flexión de rodillas y, finalmente, la recogida del objeto.

Empecemos con el primer movimiento: el paso hacia adelante.

Sitúate a unos 50 centímetros del objeto que quieres recoger.

Da un gran paso hacia adelante y coloca el pie a 10 centímetros de este, más o menos.

Eleva un poco el talón de la pierna trasera y reparte el peso del cuerpo entre esta y la delantera.

Para no perder el equilibrio, intenta mantener los pies separados a la altura de los hombros.

Veamos ahora el segundo movimiento: la flexión de rodillas.

Dobla las rodillas y apóyate en la pierna delantera.

No inclines la espalda hacia adelante. Debes mantenerla recta para evitar tensiones.

Para hacerlo, puedes ayudarte contrayendo los abdominales y los glúteos cuando desciendas.

Terminemos el gesto efectuando el tercer movimiento: la recogida del objeto.

Atrápalo con la mano que tienes libre.

Ahora, para levantarte, impúlsate con la mano que tienes apoyada en la pierna delantera.

Cuando hagas este movimiento, no inclines el pecho hacia adelante y procura mantener las piernas flexionadas. De esta manera evitarás posibles dolores de espalda.

Recuerda que, para no perder el equilibrio y proteger tu espalda, debes dar el paso hacia adelante antes de flexionar las rodillas. ¡Vamos, ahora te toca a ti!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK