Ejercicio de equilibrio: talón-glúteo

Visto 692 veces
Archivos y descripción

El ejercicio que te presentamos en este tutorial te hará trabajar la resistencia y mejorará tu equilibrio. ¡Lo puedes practicar en casa!

Para acceder a más tutoriales de entrenamiento cardio especialmente dirigidos a las personas mayores o a quienes no pueden realizar ejercicios exigentes, te aconsejamos que accedas a nuestro programa completo

Este ejercicio suave es ideal para las personas mayores o para quienes no pueden ejercitarse con intensidad. Encuentra más accediendo a nuestro programa completo de ejercicios suaves de gimnasia.

¿Hablamos por Facebook? Estamos aquí: www.facebook.com/sikanaES

Han ayudado a crear este tutorial
OrianaTosiani - Sikana
OrianaTosiani
Translation
Cargando comentarios ...

En este vídeo te enseñaremos un ejercicio cardiovascular que consiste en elevar el talón al nivel de los glúteos subiendo los brazos.

No olvides consultar con tu médico tu condición física antes de empezar.

Al practicar regularmente los ejercicios cardiovasculares, podrás conservar tus capacidades respiratorias y mantener una buena presión arterial.

Este ejercicio se compone de dos etapas: la posición y el movimiento.

En primer lugar, veamos la posición.

Colócate de pie, con los pies separados a la anchura de las caderas.

Coloca las manos a la altura de los hombros y mantén los codos estirados.

En segundo lugar, veamos el movimiento.

Toca el glúteo derecho con el talón derecho abriendo los brazos hacia los lados y mantén las palmas de las manos apuntando al techo.

Carga tu peso sobre la pierna izquierda.

A continuación, apoya el pie derecho en el suelo y coloca las manos en los hombros.

Repite el mismo movimiento del lado contrario.

Te invitamos a hacer dos series de 20 movimientos dejando 30 segundos de descanso entre cada una.

Recuerda que tus pies deben estar separados y tu espalda recta.

Si no sientes debilidad en las rodillas, en la espalda o en las cervicales, puedes aumentar la intensidad del ejercicio haciéndolo más rápido.

Adapta tu esfuerzo a tu capacidad física.

Para hacerlo, guíate por tu respiración.

Si te resulta fácil hablar tras realizar el ejercicio, significa que aún no estás dando el máximo de tu capacidad.

Sin embargo, si te cuesta hablar es porque te estás esforzando demasiado.

Según pasen los días podrás aumentar el ritmo y la duración de las series.

¡Ahora es tu turno!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK