Mejora tu equilibrio: aguantar con un pie

Visto 1,655 veces
Archivos y descripción

Con este tutorial vas a aprender cómo reforzar tus tobillos para disminuir los riesgos de sufrir caídas.

Si prefieres ayudarte de una silla para no perder el equilibrio, te proponemos que accedas al siguiente vídeo: ''Trabaja tu equilibrio: mantenerse de pies con una silla'', que también forma parte de este programa de ejercicios dedicado especialmente a las personas de edad avanzada.

¿Hablamos por Facebook? Estamos aquí: www.facebook.com/sikanaES

Han ayudado a crear este tutorial
OrianaTosiani - Sikana
OrianaTosiani
Translation
Cargando comentarios ...

En este vídeo te enseñaremos un ejercicio que te ayudará a mejorar tu equilibrio. No olvides consultar con tu médico sobre tu aptitud física antes de empezar.

El objetivo es trabajar la estabilidad de tus tobillos, esto es primordial para mantener el equilibrio y evitar caídas.

Para empezar, vas a necesitar un muro, una silla o cualquier otro soporte que te ayude en caso de que pierdas el equilibrio.

Este ejercicio se compone de dos etapas: la posición y el movimiento.

En primer lugar, veamos la posición.

Para empezar, junta la espalda a la pared con los pies descalzos para conseguir un mejor agarre.

Separa los pies a la anchura de las caderas.

Estira la columna.

Eleva la parte trasera de la cabeza lo más alto posible pegando el mentón al pecho y mirando hacia adelante.

Para evitar doblar la espalda, contrae los abdominales y los glúteos.

Pasemos ahora al movimiento.

Inspira profundamente, y al expirar, eleva una de las piernas hacia adelante. La rodilla debe quedar por debajo de la altura de la cadera.

Intenta mantener el equilibrio durante 10 segundos apoyándote de una sola pierna.

Utiliza el muro para sostenerte únicamente en caso de que pierdas el equilibrio.

Para terminar, relájate suavemente.

Realiza tres series de diez segundos con la misma pierna dejando 10 segundos de recuperación después de cada ejercicio.

Mantén una respiración regular y profunda.

Para ganar estabilidad, mira hacia un punto fijo a lo lejos y no olvides contraer los abdominales y los glúteos.

A continuación, repite el ejercicio con la otra pierna.

Para aumentar el nivel de dificultad, puedes hacer lo mismo pero con los ojos cerrados.

Al combinar este ejercicio de equilibrio con otros de musculación o de flexibilidad, podrás mejorar tu postura y tu estabilidad.

¡Ahora es tu turno!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK