Ejercicio en pareja: cómo fortalecer las rodillas

Visto 518 veces
Archivos y descripción

En este tutorial te presentamos un ejercicio de fortalecimiento de tus rodillas, que deberás realizar con la ayuda de otra persona.

Si quieres realizar un ejercicio individual, te recomendamos nuestro tutorial ''Cómo fortalecer tus rodillas'', que también forma parte de este programa de gimnasia suave dirigido a personas de la tercera edad o a quienes no pueden realizar ejercicio físico de intensidad.

¿Hablamos por Facebook? Estamos aquí: www.facebook.com/sikanaES

Han ayudado a crear este tutorial
OrianaTosiani - Sikana
OrianaTosiani
Translation
Cargando comentarios ...

En este vídeo descubriréis un ejercicio de fortalecimiento muscular de las rodillas para realizar con un compañero.

Verificad, previamente, vuestra condición física con un médico.

Al desarrollar los músculos de los muslos y de los glúteos, conservaréis la resistencia y la mobilidad de las rodillas.

Este ejercicio se compone de dos etapas: la posición y el movimiento.

Primero, la posición.

Para las personas mayores asistidas: poneos de pie, con los pies separados a una distancia ligeramente más ancha que los hombros.

Estiraos al alargar la columna.

Levantad la parte trasera de la cabeza lo más alto posible, dirigid el mentón hacia el pecho y la mirada hacia adelante.

El compañero debe instalarse frente a la persona asistida con la espalda recta y los pies separados a la altura de la pelvis.

Agarrad vuestras muñecas.

En segundo lugar, veamos el movimiento.

El adulto asistido debe inspirar.

Luego, al expirar, bajad lentamente doblando las rodillas y echando los glúteos hacia atrás como si quisierais sentaros en una silla.

Vuestros pies no deben moverse.

Intentad no apoyaros en vuestro compañero.

No bajéis más allá de la posición de la silla.

El ejercicio no debe doler.

Mantened la postura el tiempo que dura una respiración completa.

Luego subid lentamente exhalando y usando vuestras piernas como apoyo.

Retomad el ejercicio por segunda vez dejando un tiempo de recuperación de 5 segundos.

Contraed vuestros abdominales.

Vuestra espalda no debe estar ni doblada.

Aseguraos de mantener los hombros bajos y relajados.

Una vez dominado el ejercicio, podréis aumentar el número de series.

Atención, si sentís dolores articulares, ¡parad el ejercicio!

Al combinar el fortalecimiento muscular con ejercicios de relajación, podréis evitar la rigidez y los dolores de rodillas.

¡Es vuestro turno!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK