Entrevista a un guía de corredores invidentes

Visto 811 veces
Archivos y descripción

En esta entrevista, Yves Desseaux nos muestra que la discapacidad visual no es un límite para la práctica de deportes como el running.

Esta entrevista ha sido realizada el 25 de noviembre de 2016 en Roncq, Francia. En ella han participado Ludovic Plantefeve, guía de corredores con discapacidades visuales, Yves Desseaux y Véronique Van-Gansbeke, ambos corredores invidentes.

Junto a él aprendemos por qué la práctica de deportes como este es importante para las personas con discapacidad. Además, nos cuenta lo importante que es para él poder ayudar a estas personas, y nos habla de la conexión que se crea cuando corren juntos.

Going Home Instrumental - Colors in The Air - ALTER K
Glowing - Eckman - ALTER K
We are Back - WillYouDo - ALTER K

Han ayudado a crear este tutorial
MartaHS - Sikana
MartaHS
Translation
Cargando comentarios ...

Empecé a correr con mi compañero en el 2006 para poder completar la subida al Mont Blanc.

Conocí a mi compañero con discapacidad visual en un evento sobre la labor de los perros guía.

Y decidimos comenzar a correr juntos.

Cuando aún podía ver, me gustaba correr. Empecé en el colegio.

Por aquel entonces hacía carreras cortas.

Cuando perdí la vista, mi mundo se derrumbó.

Acudí a una clínica de reeducación funcional en París y uno de los monitores me motivó. Así, empezamos a correr juntos en la pista de un estadio.

Tener una discapacidad visual no conlleva dificultades concretas a la hora de correr.

Simplemente hay que seguir un buen entrenamiento y confiar en su compañero.

Yo escucho su respiración y sus pasos. Hay que tener en cuenta estos detalles durante la carrera.

Debemos prestar atención al terreno y a la otra persona.

Así se desarrollan ciertos sentidos que no se suelen utilizar cuando corremos normalmente.

Cuando uno confía en su guía, sabe que este va a preocuparse por él, que va a estar atento a la presencia de baches en el camino.

El guía está ahí para que el running resulte cómodo y seguro.

Correr es un deporte de equipo. Es una unión, es complicidad.

Es cierto que gracias a mi compañero puedo correr. Es un favor que me hace.

Con el tiempo, además, va surgiendo una verdadera amistad. Y ser guía deja de ser una obligación para convertirse en un placer compartido.

Nuestra pasión, lo que compartimos, la amistad...

Nos encanta el deporte. Una carrera nos lleva a otra, luego a otra, y así sucesivamente…

Correr implica superarse a si mismo, porque siempre intentamos batir nuestro propio récord.

Para mí es una forma de expresarme y de sentirme una persona normal.

Olvidamos nuestra discapacidad visual de manera automática.

Otros corredores nos felicitan, nos animan durante la carrera. Y cuando llegamos a nuestra meta, estamos contentos.

Contentos por nosotros y por el compañero porque, juntos, hemos conseguido superar este desafío.

He creado una página en las redes sociales para mostrar lo que supone esta relación entre el discapacitado visual y su guía. Con ello busco que otras personas se animen a hacer lo mismo.

Es una experiencia maravillosa que deberíamos probar todos, en la que se crea un contacto humano, un acercamiento que genera un vínculo muy fuerte con la persona con la que corres.

Aconsejo a los aficionados que se hagan guías, y a las personas con deficiencias visuales, que se atrevan.

Aunque perdamos la vista, debemos continuar siempre hacia adelante.

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK