Recuperación muscular: cómo darse un automasaje

Visto 1,191 veces
Archivos y descripción

En este vídeo te enseñamos a darte un masaje muscular tras tu entrenamiento corriendo.

Recuerda que la recuperación y el descanso son tan importantes como la carrera. Además de estirar, te recomendamos que sigas los consejos que te damos y te des un automasaje. Si quieres aprender más técnicas y acceder a más consejos relacionados con el running, te invitamos a que veas nuestro programa al completo, en especial, el vídeo en que te damos consejos sobre cómo correr cuesta abajo.

Going Home Instrumental - Colors in The Air - ALTER K
Glowing - Eckman - ALTER K
We are Back - WillYouDo - ALTER K

Han ayudado a crear este tutorial
CAIPIRINHA - Sikana
CAIPIRINHA
Translation
Cargando comentarios ...

La recuperación tras el ejercicio resulta indispensable para sacar el máximo partido a tu entrenamiento y para evitar lesiones.

Con este vídeo, aprenderás a darte automasajes para relajar y flexibilizar los músculos después del entrenamiento.

Para realizar una sesión de automasaje, necesitarás una pelota de tenis y un bastón de recuperación. Si no tienes un bastón de recuperación, también puedes usar un rodillo de amasar.

Vamos a enseñarte a darte automasajes en diferentes partes del cuerpo: los pies, los gemelos, los músculos del muslo y por último, la espalda y los glúteos.

Empezamos por los pies.

Ponte de pie.

Deja la pelota de tenis en el suelo y hazla rodar lentamente por la planta del pie, apoyando fuerte sobre ella.

Al cabo de 30 segundos, cambia de pie.

Ahora, pasamos a los gemelos.

Siéntate y agarra el bastón de recuperación o el rodillo.

Hazlo rodar por la parte posterior de tu pierna, subiendo desde el tobillo hasta la rodilla, e insistiendo en las partes más dolorosas para eliminar tensiones.

Vuelve hacia abajo y empieza de nuevo el masaje insistiendo sobre otras zonas para masajear correctamente todo el músculo.

En tercer lugar, pasamos a los músculos del muslo.

Empezaremos con los aductores, en la parte interior del muslo. Continúa sentado y estira la pierna derecha. Masajea la parte interior del muslo con el bastón. Al cabo de 30 segundos, pasa al muslo izquierdo.

Ahora masajeamos, los cuádriceps, en la parte anterior del muslo.

En la misma posición, con la pierna estirada, pasa el bastón subiendo y bajando sobre la parte anterior del muslo, haciendo presión primero en la zona del medio y luego, en los dos laterales.

Por último, masajeamos los isquiotibiales, en la parte posterior del muslo.

Coloca la rodilla izquierda en el suelo y dobla la otra.

Presiona fuerte con el bastón, subiendo y bajando lentamente por la parte posterior del muslo.

Por último, pasamos a los glúteos y la espalda.

Ponte de pie, con la espalda recta. Endereza tu cuerpo a la vez que inspiras, y date un masaje en los glúteos con el bastón.

A continuación, realiza el mismo movimiento, subiendo y bajando con el bastón, esta vez por toda la espalda.

Ahora ya sabes cómo masajear tus músculos tú mismo.

¡Buena recuperación!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK