Cómo atarse los cordones, para pies anchos y estrechos

Visto 2,845 veces
Archivos y descripción

Con este tutorial aprenderás a atarte los cordones según la anchura de tu pie.

Te enseñamos cómo realizar dos técnicas de lazada distintas, dependiendo de si tienes el pie ancho o estrecho. La primera, será útil para los pies finos (estrechos). En la segunda te enseñamos a atarte los cordones de las zapatillas si tienes los pies más anchos. ¡Accede a más información relacionada con la práctica del running viendo los demás tutoriales que componen nuestro programa!

Going Home Instrumental - Colors in The Air - ALTER K
Glowing - Eckman - ALTER K
We are Back - WillYouDo - ALTER K

Han ayudado a crear este tutorial
MartaHS - Sikana
MartaHS
Translation
Cargando comentarios ...

Con este vídeo aprenderás a atarte los cordones correctamente según la anchura de tu pie.

Hay diferentes maneras de poner los cordones, por lo que es importante encontrar la que mejor se adapte a la forma de tu pie para evitar lesiones.

Analizaremos dos maneras distintas de poner los cordones: la primera será para pies más estrechos y la segunda para pies más anchos.

Primero, la técnica para pies estrechos.

Sabrás que tienes los pies estrechos si notas que se mueven dentro del zapato mientras corres.

Para evitar que esto ocurra, deberás formara un cerrojo con los cordones.

Cruza los cordones entre el primer y el segundo ojal. Luego, pasa el cordón de cada lado por el segundo y tercer ojal del mismo lado del zapato para formar el cerrojo.

Vuelve a cruzar los extremos del cordón y hazlos pasar por el cerrojo.

Repite estos pasos con el resto de ojales hasta llegar a la lengüeta y asegúrate de apretar bien los cordones.

De esta manera el pie quedará bien sujeto.

Ahora, la técnica para pies estrechos.

Sabrás que tienes los pies estrechos si notas que te aprieta el zapato mientras corres.

Para crear espacio y dejar que el pie respire, cruza los cordones el menor número de veces posible.

Cruza los cordones entre el primer y el segundo ojal. Luego, pasa cada cordón por el segundo y tercer ojal de su lado.

Vuelve a cruzar los cordones entre el tercer y el cuarto ojal.

Pasa cada cordón por el cuarto y quinto ojal de su lado y luego vuelve cruzarlos entre el quinto y el sexto ojal.

De esta manera tu pie podrá ocupar todo el espacio dentro del zapato.

¡Recuerda hacer un doble nudo para evitar que se te desaten los cordones mientras corres!

Adaptar la manera de poner los cordones a tu pie te permitirá correr más cómodo y evitará posibles lesiones. ¡Ahora te toca a ti!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK