¿Cómo correr cuesta abajo sin hacerse daño?

Visto 2,596 veces
Archivos y descripción

Ve este tutorial para aprender a correr en pendiente descendiente sin hacerte daño en las piernas ni lesionarte.

En este vídeo encontrarás la técnica correcta que debes poner en práctica para correr cuesta abajo sin que esto resulte dañino para tu cuerpo. Una vez la hayas aprendido, te enseñamos algunos ejercicios de entrenamiento. Estos consejos pertenecen a nuestro programa sobre Running, que hemos desarrollado en las personas que no corren a menudo pero quieren aprender más sobre esta disciplina.

Going Home Instrumental - Colors in The Air - ALTER K
Glowing - Eckman - ALTER K
We are Back - WillYouDo - ALTER K

Han ayudado a crear este tutorial
GMenaM - Sikana
GMenaM
Translation
Cargando comentarios ...

Correr cuesta abajo puede parecer fácil a primera vista, pero, en realidad, requiere mucho esfuerzo físico por parte de los músculos de las piernas.

Con este vídeo podrás aprender hábitos saludables para ganar flexibilidad y mejorar tu zancada para evitar lesiones.

Primero veremos la técnica para correr cuesta abajo y, a continuación, un ejercicio de entrenamiento para practicar.

En primer lugar, la técnica.

Baja en carrera progresiva hasta alcanzar el 60% de tu VAM, después, mantén este ritmo.

No te inclines hacia atrás, intenta mantener el cuerpo relajado y perpendicular a la pendiente.

Si no hay mucha pendiente, puedes apoyar tu peso sobre los talones.

De lo contrario, el contacto con el suelo debe hacerse con la planta del pie para tener mayor estabilidad y evitar lesiones.

Para minimizar el impacto, acorta la zancada y da pasos más pequeños.

Eleva ligeramente los codos para ganar estabilidad.

Levante la vista para anticipar los obstáculos.

A continuación, el ejercicio de entrenamiento.

Corre cuesta abajo trotando durante 1 minuto.

Sube la cuesta andando para recuperarte.

Repite el ejercicio cinco veces, alternando las fases de carrera y recuperación.

Luego, baja la cuesta 10 veces corriendo rápido.

Entre cada bajada trota cuesta arriba para recuperarte.

Este ejercicio te ayudará a mejorar la postura mientras corres cuesta abajo.

Ir cuesta abajo estira los músculos de las piernas.

Para evitar lesiones, descansa al menos un día tras el entrenamiento para dejar que los músculos se estiren.

Ya conoces la técnica adecuada para correr cuesta abajo. ¡Ahora te toca a ti!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK