Cómo recuperar después de correr: etapas de recuperación

Visto 1,013 veces
Archivos y descripción

Con este tutorial aprenderás a recuperarte tras una sesión de entrenamiento de running.

Si quieres aprender más técnicas y acceder a más consejos relacionados con el running, te invitamos a que veas nuestro programa al completo, en especial, el vídeo en que te damos consejos sobre cómo correr cuesta abajo.

¡Recuerda que la recuperación y el descanso son tan importantes como el entrenamiento!

Going Home Instrumental - Colors in The Air - ALTER K
Glowing - Eckman - ALTER K
We are Back - WillYouDo - ALTER K

Han ayudado a crear este tutorial
CAIPIRINHA - Sikana
CAIPIRINHA
Translation
Cargando comentarios ...

Con este vídeo, aprenderás a recuperar fuerzas después de una sesión de running.

La recuperación es una fase esencial del entrenamiento. Te permitirá sacar el máximo partido a tus sesiones.

Dedicando tiempo a la recuperación, te asegurarás de que tu entrenamiento sea eficaz y evitarás lesiones.

Vamos a estudiar las dos etapas de la recuperación: la recuperación inmediata, y la recuperación retardada.

Comencemos con con la recuperación inmediata.

Para que tu cuerpo vuelva a su estado de reposo después del entrenamiento, primero trota, y luego, camina durante 10 minutos. Es el tiempo que el organismo necesita para recuperarse.

Hidrátate bien, bebe agua o zumo de frutas.

Come un plátano o una barrita de cereales para recargar los niveles de azúcar de tu organismo.

Date un masaje para liberar las tensiones musculares.

Para aprender a hacer un auto-masaje, puedes ver nuestro vídeo "Aprende a dar auto-masajes para recuperarte"

Veamos ahora la recuperación retardada.

Horas más tarde y en los días siguientes al entrenamiento, realiza algunas sesiones de estiramientos estáticos para ayudar a relajar los músculos.

Para aprender a estirar, puedes consultar nuestro vídeo "Rutina de ejercicios de estiramiento".

Deja al menos un día de reposo entre tus sesiones de entrenamiento.

Esto te ayudará a prevenir posibles lesiones y permitirá que tu cuerpo asimile los esfuerzos realizados durante las sesiones anteriores para poder progresar.

Por último, alterna tus entrenamientos de running con otros deportes, como la natación o el ciclismo. De esta manera, harás trabajar otros músculos, permitiendo que se repongan los que más se trabajan en carrera.

Estas dos etapas de la recuperación, la inmediata y la retardada, resultan esenciales para sacar el mayor partido a tus entrenamientos.

¡Ahora te toca a ti!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK