Los valores de la marcha nórdica

Visto 8,526 veces
Archivos y descripción

En esta entrevista, el marchador David Deguelle comparte con nosotros su pasión por la marcha nórdica y los valores que esta disciplina representa.

Esta entrevista forma parte del último capítulo de nuestro programa de videotutoriales dedicados al aprendizaje de la marcha o caminata nórdica. El objetivo de este programa es dar a conocer este deporte apasionante, que para algunos es una forma de vida. Estos vídeos pedagógicos han sido creados pensando en principiantes que han tenido poco o ningún contacto con esta disciplina. Sin embargo, ¡no nos olvidamos de vosotros, marchadores asiduos! Gracias a estos vídeos podréis revisar las bases de la marcha nórdica o enseñar a quienes se quieren lanzar al aprendizaje de este deporte a vuestro alrededor.

Créditos musicales: ALTER K

Han ayudado a crear este tutorial
Andrea BR - Sikana
Andrea BR
Translation
Cargando comentarios ...

Los valores de la marcha nórdica

LA AUTOESCUCHA

La autoescucha es un elemento importante en la marcha nórdica.

Es necesario experimentar esa sensación.

Si se quiere disfrutar, hay que encaminarse hacia ella.

Es importante sentir el bastón, el suelo, el movimiento, la amplitud y el espacio al que uno accede a nivel gestual y a nivel corporal.

El objetivo es levantar la mirada y dirigirla lejos. Se trata de tener la cabeza bien alta.

Son estos signos los que te permitirán tomar conciencia de tu cuerpo en su totalidad.

LA MARCHA

La marcha nórdica es un deporte para dejarse llevar.

Cuando se practica a un cierto nivel, uno consigue desprenderse de la técnica y tener la sensación de deslizamiento, de ligereza y de desplazamiento en el movimiento. Esto es lo que logra que la gente disfrute practicándola.

Esto se consigue con la práctica.

El bastón está ahí para empujarte y darte un sensación de deslizamiento. Esto facilita que el marchador se deje llevar, que asimile mejor las cosas y que fluya la energía.

LA INTERACCIÓN CON LOS DEMÁS

Se ha convertido en algo indispensable en mi vida.

Y poco a poco también se ha ido incorporando en mi vida familiar porque mi mujer se ha animado a practicarlo junto a mí.

También hemos llegado a construir aventuras con este deporte, porque hemos entendido que podría ser un medio para llegar a los demás, para entrar en contacto con otras personas, con otros países y otras culturas.

Compartiendo esto con los demás, supero mis límites poco a poco.

La técnica se construye gracias a otras personas.

Las personas disfrutan compartiendo. Eso es un valor fundamental en la marcha nórdica.

LA SONRISA

Pienso que la marcha nórdica nos ayuda a sonreír.

Cuando se realiza una buena sesión tras haber trabajado en las sensaciones, esa sonrisa se contagia.

Lo que más influye es la sonrisa.

A menudo es lo que me marca.

Mi mujer y yo hemos recorrido unas cuantas ciudades practicando marcha nórdica, y, cuando nos cruzábamos con gente, sonreíamos. Esta sonrisa es una manera de comunicar.

En la marcha nórdica es importante ser generoso.

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK