Ejercicios de estiramientos de piernas tras la ruta

Visto 1,169 veces
Archivos y descripción

En este tutorial encontrarás algunos ejercicios básicos con los que podrás estirar y soltar los músculos y articulaciones de las piernas. Haremos hincapié en los gemelos y los cuádriceps.

Este vídeo pertenece al último capítulo de nuestro programa dedicado al aprendizaje y la práctica del senderismo. Accede a nuestro programa completo para aprender más técnicas, ejercicios y consejos relativos a la práctica de esta disciplina. ¡Recuerda que nuestros vídeos son aptos para principiantes!

Estirar antes y después de cada excursión es esencial para calentar y relajar los músculos antes y después de caminar. Gracias a estos ejercicios evitarás lesiones y molestias.

Leading the World - jewelbeat.com

Han ayudado a crear este tutorial
CAIPIRINHA - Sikana
CAIPIRINHA
Translation
Cargando comentarios ...

CÓMO ESTIRAR LOS MUSLOS TRAS UNA EXCURSIÓN POR LA MONTAÑA

En este vídeo, vamos a mostrarte algunos estiramientos que puedes hacer durante y tras una excursión por la montaña. Estos ejercicios te ayudarán a recuperarte con mayor rapidez y reducirán el riesgo de sufrir lesiones en los músculos y tendones.

Antes de empezar, recuerda que nunca debes estirar en frío. Los estiramientos no deben provocar ningún dolor, estira progresivamente y no hagas movimientos bruscos. Adapta los estiramientos a tu cuerpo y a tus sensaciones.

Vamos a presentarte dos ejercicios para estirar las piernas: uno para estirar el cuádriceps, es decir, la parte anterior del muslo, y otro para estirar los isquio-tibiales, es decir, la parte trasera del muslo.

Empezaremos con los cuádriceps. De pie, agárrate a algún objeto fijo para no perder el equilibrio.

Flexiona la rodilla derecha, y agarra tu tobillo derecho con la mano opuesta, la izquierda. Mantén la pierna izquierda un poco flexionada, la espalda bien recta y las rodillas juntas.

Tira suavemente de la pierna hacia atrás y respira profundamente.

Mantente en esta posición entre 20 y 30 segundos y, a continuación, cambia de pierna.

Pasemos ahora al estiramiento de los isquio-tibiales. Separa las piernas, a una distancia mayor que la medida de tu pelvis, y coloca las manos en tu espalda.

Aprieta los omóplatos e inclina el pecho hacia delante. Mantén la espalda bien recta y respira correctamente.

Si notas el estiramiento detrás de las rodillas, flexiónalas un poco y desciende un poco más abajo.

Mantén esta posición durante unos treinta segundos.

¡Ya sabes cómo estirar! Realiza estos estiramientos respirando profundamente y tomándote el tiempo necesario.

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK