Conoce tu condición física: la ruta de prueba

Visto 1,287 veces
Archivos y descripción

En senderismo, antes de realizar tu primera excursión, te aconsejamos que estimes tu condición física siguiendo los consejos que te damos en este tutorial.

Hacerlo te servirá para conocer tus límites y adaptarte a ellos. Así, podrás establecer metas realistas antes de comenzar la ruta.

Leading the World - jewelbeat.com

Han ayudado a crear este tutorial
Jeimy Henríquez - Sikana
Jeimy Henríquez
Translation
Cargando comentarios ...

CÓMO ESTIMAR TU CONDICIÓN FÍSICA: LA EXCURSIÓN DE PRUEBA

En este vídeo, aprenderás a saber si estás lo bastante en forma para practicar senderismo.

La primera excursión controlada te permitirá conocerte mejor, y evitar así posibles problemas.

Si estás dudando entre realizar o no una excursión que te parece difícil, haz una caminata de prueba.

Vamos a dividir este vídeo en 3 partes: la preparación, la marcha y el análisis de tu excursión de prueba.

Comencemos con la preparación. La mejor marcha de prueba es aquella que se parece más a la excursión para la que deseas prepararte.

Busca un circuito cerca de tu casa lo más parecido posible, en cuanto al terreno y al desnivel.

Te aconsejamos preparar una marcha de prueba de dos a tres veces más corta que la distancia total de la excursión para la que te quieres preparar. Con ello te harás una idea de tu capacidad.

Lleva el mismo equipamiento que utilizarás para hacer la excursión que tienes programada: zapatillas, ropa, mochila y material.

Pasemos a la marcha. Es importante que te sientas cómodo durante tu marcha de prueba. No hagas esfuerzos y toma nota de las cosas que te molestan, como el dolor de pies, o de espalda.

Si has preparado un recorrido demasiado corto, no dudes en ampliarlo para poner a prueba tus capacidades

Pasemos por último al análisis de tu marcha de prueba. Si no has tenido ningún problema, lo más probable es que estés listo para hacer tu excursión.

Si te has sentido un poco al límite físicamente, puedes modificar el itinerario de la excursión o insistir en la preparación física previa. Una buena forma de hacerlo es realizar más rutas de prueba.

Si el equipamiento te ha dado problemas, piensa en adaptarlo. Los problemas más comunes están ligados a los cordones de las zapatillas, la organización de la mochila, o la organización del material que guardas en su interior.

Para más detalles, te aconsejamos que veas los vídeos de este programa que tratan estos puntos.

En resumen, para hacer una excursión de prueba, recuerda estas tres etapas: la preparación, la excursión y el análisis de tu marcha. ¡Ahora te toca a ti!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK