¿Qué botas de monte necesitas?

Visto 1,842 veces
Archivos y descripción

En este vídeo te damos consejos importantes que tendrás que tener en cuenta a la hora de elegir las botas que mejor se adapten a tus excursiones y a tu pie.

Este tutorial pertenece al capítulo de nuestro programa sobre el aprendizaje del senderismo en el que te aconsejamos cómo prepararte antes de salir de ruta.

Leading the World - jewelbeat.com

Han ayudado a crear este tutorial
92Evacrespo - Sikana
92Evacrespo
Translation
Cargando comentarios ...

¿CÓMO ELEGIR LAS BOTAS DE MONTAÑA PERFECTAS?

Con este vídeo, aprenderás a escoger bien las botas más adecuadas para hacer senderismo. Te aconsejamos que te tomes el tiempo necesario para elegir el par que mejor te vaya y que le pidas consejo a un vendedor profesional.

Para asegurarte de que unas botas te quedan bien, debes comprobar dos aspectos: la talla y la anchura.

En primer lugar, verifica la talla. Antes de probártelas, ponte los calcetines que sueles llevar para hacer senderismo.

Si llevas botas de caña alta o media, de suelen ser rígidas, pruébatelas y átate los cordones de manera homogénea pero sin apretarlos demasiado.

Ponte de pie y desliza tu pie hacia la parte delantera de la bota, lo más que puedas. Tiene que quedar espacio suficiente para poder meter un dedo entre tu pie y la parte trasera de tu bota. Gracias a él, los dedos del pie no rozarán contra la parte delantera en los descensos.

Si las botas que has escogido son de caña baja, tienes que elegirlas un poco más grandes que tus zapatillas de deporte. Al ser flexibles, se darán de sí ligeramente cuando tu pie se hinche durante la caminata.

Pruébate siempre las botas en ambos pies, ya que a menudo tenemos un pie más grande que el otro.

Estudiemos ahora la anchura. Pruébate las botas siempre por la tarde, ya que es momento del día en que los pies están más hinchados.

Cálzate y átate los cordones de forma homogénea, sin apretar demasiado. Los dedos del pie deben poder moverse y respirar, y tu talón debe elevarse muy poco sobre la suela en la fase de apoyo de los dedos.

Las botas no deben ser ni muy anchas, pues no tendrás la sujeción necesaria y te saldrán ampollas, ni muy estrechas, lo que podría dar lugar a puntos de compresión que serán muy desagradables.

Recuerda la regla principal: ¡Si las botas no resultan cómodas, pruébate otras!

Cuando elijas un par de botas, verifica primero la talla, pero no olvides comprobar la anchura también.

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK