Consejos para caminar cuesta arriba

Visto 3,378 veces
Archivos y descripción

En este vídeo te enseñamos algunas técnicas gracias a las cuales, subir pendientes más o menos prolongadas no te supondrá un problema.

No dudes en acceder al resto de tutoriales que componen nuestro programa sobre senderismo para aprender otras técnicas y acceder a consejos a poner en práctica antes, durante y después de tus rutas. ¡Disfruta del camino!

Leading the World - jewelbeat.com

Han ayudado a crear este tutorial
92Evacrespo - Sikana
92Evacrespo
Translation
Cargando comentarios ...

CONSEJOS PARA SUBIR PENDIENTES

En este vídeo, vas a aprender cómo caminar cuesta arriba en senderismo.

Para caminar correctamente hacia el alto de una pendiente, presta atención a estos tres puntos: el ritmo, la regularidad y el apoyo del pie.

Comencemos con el ritmo. El ritmo ideal es el que te permite no quedarte sin aliento. Algunos excursionistas prefieren llevar un ritmo con el que puedan mantener una conversación mientras caminan.

Si no consigues llevar un buen ritmo, puedes sincronizar tu respiración con tu cadencia. Un ritmo clásico consiste en inspirar durante 3 pasos y espirar durante los 3 siguientes.

En caso de que el esfuerzo sea más intenso, puedes tratar de inspirar durante 2 pasos y espirar durante los 2 o 3 pasos siguientes. Es importante que encuentres tu propio ritmo, según el terreno por el que camines.

Veamos ahora la regularidad. Si debes el tramo cuesta arriba es largo, mantén un ritmo regular y haz menos pausas. De este modo mantendrás un ritmo cardíaco constante.

Si notas que te quedas sin aliento, disminuye el ritmo o da pasos más pequeños. Es preferible llevar un ritmo lento y regular, que uno rápido y entrecortado.

Pasemos ahora al apoyo del pie. Los tobillos actúan como palancas y son muy eficaces para propulsarte sin malgastar energía.

Para utilizar eficazmente tus tobillos, debes aprender las fases de apoyo del pie: primero el talón, después la planta del pie, y por último, los dedos del pie.

No intentes subir una cuesta sólo con la punta de los pies, ya que pronto notarás que te duelen los gemelos

En resumen, para caminar cuesta arriba, recuerda tener en cuenta estos tres puntos: el ritmo, la regularidad y la fase apoyo del pie. ¡Ahora te toca a ti!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK