Aprende a meter la cabeza en el agua

Visto 58,638 veces
Archivos y descripción

En este vídeo te enseñamos a sumergir la cabeza en el agua.

El miedo a sumergir la cabeza en el agua se explica está relacionado frecuentemente con una sensación de sofoco y el miedo a que el agua entre en el cuerpo por la nariz o por la boca. Es posible superar este miedo realizando ejercicios simples como los que te presentamos en 2 etapas en este tutorial: el bloqueo de la respiración y la toma de conciencia de que el agua no entrará en el cuerpo. Aprender a meter la cabeza bajo el agua es indispensable para más tarde sumergir el cuerpo entero y aprender a nadar.

Este vídeo es el tercer capítulo de nuestro programa de familiarización con el agua, que puedes consultar al completo en www.sikana.tv/es-es/sport/getting-comfortable-in-the-water

Este programa ha sido realizado en colaboración con Decathlon y en él han participado socorristas expertos como Audrey Bouillé y Pierrick Le floch.

Han ayudado a crear este tutorial
coralminlo - Sikana
coralminlo
Translation
Cargando comentarios ...

Sumergir la cabeza en el agua

En este vídeo aprenderás a sumergir la cabeza en el agua. En general, el miedo a sumergir la cabeza en el agua se explica por la sensación de sofoco y la angustia al pensar que el agua pueda entrar en el cuerpo por la boca o la nariz. Aprender a meter la cabeza bajo el agua resulta esencial para poder sumergir todo el cuerpo más adelante y para aprender a nadar.

Si puedes, te aconsejamos que lleves un cinturón de natación.

Por razones de seguridad, también te aconsejamos que vayas acompañado de otra persona

Vamos a dividir el proceso de inmersión de la cabeza en el agua en dos etapas: el bloqueo respiratorio y la toma de conciencia de que el cuerpo no se llenará de agua.

Comencemos con el bloqueo respiratorio. Para sentirte más seguro, escoge una piscina pequeña y agarra el bordillo con una mano. Respira profundamente, tápate la nariz y sumerge la cabeza bajo la superficie del agua.

Aguanta unos segundos en esta posición antes de sacarla. Aumenta poco a poco la duración de la apnea hasta llegar a los diez segundos.

Ahora pasaremos a la toma de conciencia de que el cuerpo no se llenará de agua. Algunas personas tienen la impresión de que al sumergir la cabeza, el agua entrará naturalmente por la nariz, la boca, los ojos y las orejas.

Para comprobar que no hay nada que temer, abre rápidamente la boca bajo el agua y mantenla así durante varios segundos, sin aspirar.

A continuación, sopla varias veces en el agua por la boca y la nariz. Recuerda que no debes aspirar.

Por último, abre los ojos bajo el agua durante unos segundos. Si estás en una piscina, quizás sientas picor, así que procura no mantenerlos abiertos por mucho tiempo.

En resumen. Para aprender a sumergir la cabeza en el agua, concéntrate primero en el bloqueo respiratorio. Una vez que te sientas cómodo, abre la boca y los ojos para tomar conciencia de que el agua no entrará en tu cuerpo. ¡Ya has aprendido a sumergir la cabeza en el agua!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK