Cómo familiarizarse con el agua

Visto 18,492 veces
Archivos y descripción

En este vídeo te damos algunos consejos para que tu primer contacto con el agua sea un éxito, y establezcas así bases sólidas para lograr vencer el miedo al agua.

Introducir algunas partes del cuerpo en el agua es el primer paso para sentirse cómodo en el medio acuático. Para que este reto resulte lo más llevadero posible, es esencial que nos tomemos el tiempo necesario. En este vídeo aprenderás la dinámica del primer contacto con el agua en dos etapas: comenzaremos familiarizando las piernas y los pies con el agua, y a continuación introduciremos también las manos y los brazos.

Los consejos que te damos en este tutorial forman parte de nuestro programa 'Cómo vencer el miedo al agua', formado por 8 vídeos. Te invitamos a ver el programa completo, siguendo este link: www.sikana.tv/es-es/sport/getting-comfortable-in-the-water

Este programa ha sido realizado en colaboración con Decathlon y en él han participado socorristas expertos como Audrey Bouillé y Pierrick Le floch.

Han ayudado a crear este tutorial
CAIPIRINHA - Sikana
CAIPIRINHA
Translation
Cargando comentarios ...

PRIMER CONTACTO CON EL AGUA

En este vídeo vamos a aprender cómo abordar el primer contacto con el agua. Sumergir algunas partes de tu cuerpo en el agua es el primer paso para sentirse cómodo en el medio acuático. Tómate el tiempo que necesites para que este aprendizaje sea lo más natural posible.

Si puedes, te aconsejamos que lleves un cinturón flotador.

Por razones de seguridad, también es aconsejable que vayas acompañado de otra persona.

Vamos a dividir el primer contacto con el agua en 2 etapas: primero, el contacto de los pies y las piernas; y a continuación, el contacto de manos y brazos.

Comencemos con el contacto de los pies y las piernas. Sentado en el borde de la piscina, en la parte menos profunda, sumerge los pies en el agua.

Muévelos para familiarizarte con el contacto con el agua.

Cuando te sientas preparado, acércate al agua, permaneciendo bien sentado, y sumerge las piernas hasta las rodillas.

Ahora, pasamos al contacto de las manos y los brazos con el agua. Siéntate de perfil en el borde de la piscina. Si lo prefieres, también puedes ponerte de rodillas o de cuclillas.

Inclínate y mete tus dedos en el agua. Muévelos para familiarizarte con la sensación del movimiento en el agua.

Cuando te sientas más cómodo, sumerge tu mano y tu antebrazo, permaneciendo bien agarrado al borde de la piscina. Realiza movimientos lentos con tu mano y con tu brazo.

Cuando domines este ejercicio con un brazo, repite las mismas etapas con el otro brazo.

Para abordar tu primer contacto con el agua, primero sumerge tus pies y tus piernas, y después tu mano y tu brazo.

¡Ahora de toca a ti!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK