Cómo enseñar a un niño a jugar

Visto 13,220 veces
Archivos y descripción

En este vídeo te damos algunos consejos importantes sobre cómo introducir a los más pequeños a la práctica del bádminton.

Algunas de las lecciones que deberás enseñarles, y que te explicamos en este tutorial son cómo golpear correctamente con la raqueta y cómo agarrarla para que se sientan cómodos. Los consejos que te damos serán muy útiles tanto para los entrenadores infantiles como para los padres que deseen ellos mismos enseñar a sus hijos, ¡no olvides que para ellos la diversión es un factor muy importante!

La música que hemos utilizado en este vídeo proviene de: Dan-O - http://danosongs.com - Kevin MacLeod - (incompetech.com) - Gillesb

Cargando comentarios ...

En este vídeo aprenderemos cómo introducir a los niños pequeños a la práctica del badminton.

El Bádminton es un deporte accesible para todos que mantiene a los niños activos y en buena forma. El entrenador debe proponer juegos sencillos para asegurar que los niños disfrutan y se divierten.

Los tres pasos en que podemos dividir la práctica del bádminton son: lanzamiento del volante, golpeo y recepción del volante.

Primer paso: Lanzar el volante. Da unos volantes al niño y siéntate frente a él, a un metro de distancia. Pídele que apunte a las cuerdas de tu raqueta, que deberás colocar a la altura de tu cara. Si acierta, gana la partida, si no, no pasa nada. Es importante que el niño sepa que, al terminar, saldrá ganando.

Cuando lance el volante hacia ti, golpéalo suavemente apuntando hacia el lanzador. El niño intentará evitar el volante, y disfrutará de cada minuto del juego.

Esta actividad es muy divertida para los niños y les ayuda a desarrollar un buen lanzamiento, que se asemeja al movimiento de golpeo con la raqueta. También contribuye al desarrollo de sus reflejos al esquivar el volante.

Segundo paso: Dar golpecitos al volante. Intercambiad posiciones: ahora le toca al niño protegerse la cara con la raqueta.

Comprueba que la sujeta bien, con el índice extendido y la mano en mitad de la empuñadura.

Lánzale el volante y pídele que lo golpee hacia ti. Dile que anotará un punto si te da en la cara.

Si falla al golpear el volante y les da en la cabeza, tu ganarás un punto.

Este ejercicio ayuda a los niños a familiarizarse con la raqueta y con el volante por primera vez.

Tercer paso. Recepción del volante. Colócate a 3 metros de distancia del niño y pídele que mantenga sujeta la raqueta justo delante de él. Realiza el saque cuando esté desprevenido y pídele que golpee el volante hacia ti de nuevo. Continúa ejercitando su recepción con suaves toques por encima de la altura de la cabeza. Este ejercicio ayudará a los niños a desarrollar su control y decisión, pero sobre todo se lo pasarán bien.

¡Disfrutad de la actividad!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK