CÓMO PREPARAR LA VIVIENDA ANTE UNA CATÁSTROFE

Visto 3,400 veces
Archivos y descripción

Descubre cuáles son las consignas a seguir para evitar catástrofes o accidentes en tu vivienda, y para que, en caso de catástrofe en el exterior, puedas refugiarte en ella.

La federación internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) es la red humanitaria de voluntarios más grande del mundo. Cada año, en colaboración con 190 Sociedades Nacionales alrededor del mundo, trabaja junto con 97 millones de personas sin hacer distinción en razón de su nacionalidad, raza, género, creencias religiosas, clases sociales u opiniones políticas.

Según lo establecido en el acuerdo firmado con la IFRC, la Cruz Roja francesa administra desde diciembre de 2012 el Centro Mundial de Referencia en Primeros Auxilios. El objetivo principal de este centro es el de servir de centro de conocimiento técnico para la IFRC y ser el punto de apoyo para las Sociedades Nacionales en todas las cuestiones referentes a los primeros auxilios. Este programa de sensibilización en primeros auxilios se ha realizado gracias al compromiso de la Cruz Roja y de la asociación SIKANA Educación, estos vídeos no reemplazan en ningún caso el Curso de Primeros Auxilios Básicos ofrecido por la Cruz Roja ni las informaciones publicadas al respecto en su página oficial.

El programa SIKANA Salud es uno de los 12 que han sido creados por la ONG SIKANA. Este programa posibilita la transmisión de conocimientos en materia de salud, permitiendo a cada individuo desarrollar reflejos positivos en este área.

De la alimentación equilibrada a la música, pasando por el respeto a la naturaleza, la salud y el aprendizaje de deportes, nuestros numerosos programas abogan por un modo de vida sano y simple.


- Para descubrirlos: www.Sikana.tv

- Para ayudarnos a traducir y difundir nuestros vídeos por todo el mundo: factory.sikana.how


Han ayudado a crear este tutorial
Elizabeth Silva Suárez - Sikana
Elizabeth Silva Suárez
Translation
Cargando comentarios ...

Con este vídeo, aprenderás a hacer de tu vivienda un lugar seguro en caso de catástrofe.

Asegúrate de que el número de tu vivienda sea visible y fácilmente identificable. De este modo, los servicios de emergencia podrán encontrarte rápidamente.

Mantén los pasillos y las salidas despejadas para facilitar la evacuación.

Instala detectores de humo en los lugares recomendados.

Equípate de un extintor y aprende cuándo y cómo usarlo. Revísalo regularmente.

Infórmate sobre los mecanismos para cerrar los suministros de agua, electricidad y gas y aprende a cortarlos en caso de que sea necesario.

El gas natural puede ser una causa de explosión e incendio en las viviendas.

Encuentra la entrada principal del suministro de gas.

Si notas un olor a gas, oyes una fuga o constatas que una tubería está agrietada, cierra inmediatamente el suministro y abre con cuidado las ventanas.

Si sospechas que puede haber una fuga de gas, evita crear chispas.

Tampoco utilices cerillas, mecheros, ni velas

ni enciendas los interruptores de la luz o los aparatos eléctricos.

Las electrocuciones pueden ser el resultado del contacto directo con cables eléctricos o de cualquier objeto que esté conectado a esos cables.

Localiza el suministro de electricidad, que puede estar situado en diferentes lugares de la vivienda, según el tipo de construcción.

Corta la electricidad lo más rápido posible en caso de accidente o de inundación.

Corta el suministro principal de agua de tu vivienda si así te lo indican las autoridades.

Cierra el suministro de agua si te vas de casa durante varios días.

Almacena suficiente comida y agua para toda tu familia y tus mascotas para un periodo de al menos 3 días.

Los alimentos más adecuados son aquellos que no necesitan ni refrigeración ni cocción y que tienen un bajo contenido en sal.

Por ejemplo: conservas de frutas, verduras, mermelada, galletas, cereales, pasta, arroz, frutos secos, carne enlatada, zumos de frutas, leche deshidratada, etc.

Piensa en las necesidades específicas de los miembros de tu familia relacionadas, por ejemplo, con las alergias.

Almacena 3 litros de agua por persona y día. Serán suficientes para satisfacer las necesidades cotidianas de hidratación.

Necesitarás 10 litros de agua por persona y día para poder cocinar y mantener una higiene mínima.

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK