Cómo dominar el movimiento del putt

Visto 1,807 veces
Archivos y descripción

Realizar bien este gesto te permitirá controlar la potencia de tu golpe.

Para este ejercicio necesitarás tu putter, tres bolas y dos tees.

Antes de comenzar, veamos las 3 partes del palo: el mango o grip, la varilla y la cabeza.

Música: Alter K - Will You Do - We Are Back Alter K - Colors in the Air - Going Home

Han ayudado a crear este tutorial
MartaHS - Sikana
MartaHS
Translation
Cargando comentarios ...

Cómo dominar el gesto del putt

En este vídeo aprenderás a dominar el balanceo necesario para realizar un putt

Realizar bien este gesto te permitirá controlar la potencia de tu golpe.

Para este ejercicio necesitarás tu putter, tres bolas y dos tees.

Te recomendamos que practiques en un Green de entrenamiento para no molestar a los otros jugadores.

El gesto del putt no es el mismo que el que realizamos al hacer un swing clásico.

El del putt se asemeja más bien al balanceo de un metrónomo

Además, la amplitud del gesto hará que el golpe sea más o menos potente.

El objetivo de este ejercicio no será meter la bola en el hoyo, sino familiarizarte con el movimiento.

El ejercicio se compone de tres partes: el balanceo con la punta de los dedos, el balanceo con puntos de referencia y la repetición del balanceo tras el putt.

Empecemos con la primera de las partes: el movimiento de balanceo con la punta de los dedos.

Sujeta el putter delante de ti con la punta de los dedos e impúlsalo ligeramente hacia la derecha o hacia la izquierda.

De este modo podrás observar el movimiento que sigue la cabeza del palo, el cual intentarás reproducir durante el golpe.

Sigamos con la segunda parte: el balanceo con puntos de referencia.

Pon la bola en el suelo, a unos metros de distancia del hoyo.

Señala el límite de tu zona de balanceo con los dos tees. El movimiento no deberá sobrepasarlos.

Prueba con amplitudes distintas para encontrar la que mejor se adapte al golpe.

Cuanto más alejes un tee del otro, mayor será la distancia que recorrerá la bola al golpearla.

Terminemos con la tercera fase: la repetición del movimiento tras el putt.

Cuando ya hayas determinado tu amplitud de movimiento, repite el gesto para memorizar la sensación del balanceo.

Para ello, realizarás 4 veces el putt.

Golpea la bola en el primer movimiento, luego continúa con el balanceo y realiza 3 putts al aire antes de parar.

La línea de putt no es importante en este momento.

Simplemente, apunta hacia una zona e intenta que tus tres bolas estén en esa zona lo más cerca posible las unas de las otras.

¡Ahora que el gesto del putt no tiene secretos para ti, puedes consultar nuestro vídeo “Leer la línea de putt” para dominar por completo este gesto sin importar el terreno en el que juegues!

¡Vamos, ahora te toca a ti!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK