Cómo tener menos frío en casa

Visto 343 veces
Archivos y descripción

En este tutorial te damos algunos consejos fáciles de poner en práctica para que reduzcas la sensación de frío que sientes en casa sin gastar más en calefacción.

La sensación de frío dentro de casa depende de 4 aspectos principales: el metabolismo de la persona, la temperatura ambiente, la temperatura de las paredes y la humedad.

Consulta nuestro programa completo para acceder a más consejos sobre el ahorro en tus facturas de gas y electricidad: te enseñamos a utilizar aparatos que miden el consumo energético y a realizar proyectos paso a paso, cómo aislar las paredes y el tejado de tu vivienda.

CHEVALREX "Retour du soleil" Publicado por Alter K
KITTY JOEY AND THE TRAMP "Whistle in the breeze" Publicado por Alter K
VICTOR ARROW "Free as a butterfly" Publicado por Alter K

Cargando comentarios ...

La sensación de frío dentro de casa depende de 4 aspectos principales: el metabolismo de la persona, la temperatura ambiente, la temperatura de las paredes y la humedad.

Con este vídeo aprenderás a aumentar tu confort actuando sobre estos aspectos.

Primer aspecto: el metabolismo de la persona

La sensibilidad al frío y al calor varía de un individuo a otro.

Los niños pequeños y las personas mayores tienden a ser más sensibles al frío.

Si la sensación de frío aparece de repente, te recomendamos que te abrigues enseguida.

Es mejor usar varias capas de abrigo en lugar de una sola prenda gruesa.

El aire atrapado entre las capas de ropa te permitirá mantener el calor corporal y te aislará del frío exterior.

Presta atención a tus extremidades, sobre todo a tus pies. Utiliza calcetines y zapatillas.

Segundo aspecto: la temperatura ambiente

Mantener una temperatura ambiente en casa de unos 19 grados es suficiente.

Puede que en tu caso necesites una temperatura más alta.

En este caso, prueba a abrigarte más en lugar de aumentar la calefacción.

¡No olvides que cada grado que aumentemos por encima de los 19 grados puede hacer crecer nuestra factura energética un 7%!

Tercer aspecto: la temperatura de las paredes

La temperatura que sentimos no es la misma que la temperatura ambiente.

La temperatura que sentimos es la media entre la temperatura de las paredes de la casa que dan hacia el exterior y la temperatura ambiente.

Por ejemplo, si la temperatura ambiente es de 20 grados en tu cuarto y 16 grados en la pared, la temperatura que sentirás será de 18 grados.

Un buen aislamiento es la única manera de aumentar la temperatura de las paredes.

Si tienes ventanas, pon cortinas gruesas que aislen y cierra las contraventanas por la noche.

Para reducir la sensación de frío del suelo coloca alfombras o una moqueta.

Cuarto aspecto: la humedad del aire

La sensación de frío será mayor en ambiente húmedo que en uno seco.

El nivel ideal de humedad en el hogar está entre el 40% y el 60 %.

Para calcular el porcentaje de agua en el aire necesitarás un higrómetro.

Si quieres saber más sobre su utilización, te recomendamos que consultes nuestro vídeo “Cómo utilizar un higrómetro”.

Si hay demasiada humedad en el ambiente, deja que corra el aire abriendo las ventanas durante 10 minutos.

Para que este sistema sea más efectivo, crea corrientes de aire abriendo otra ventana.

Cuando airees la casa, no olvides apagar los radiadores para evitar un consumo innecesario de energía.

Ahora ya sabes cómo actuar para reducir la sensación de frío en tu hogar

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK