Primeros auxilios : Reanimación cardiopulmonar a un bebé

Visto 8,002 veces
Archivos y descripción

Estas son las acciones básicas que te permitirán efectuar una reanimación cardiopulmonar a un bebé recién nacido.

Este vídeo ha sido doblado por Claudia Olvera. Si quieres participar en la creación de nuestros vídeos, ¡únete a nuestra comunidad de voluntarios aquí!

Cargando comentarios ...

En este vídeo aprenderás a efectuar un masaje cardiopulmonar a un bebé de menos de un año.

Si el bebé ha perdido el conocimiento, pide ayuda.

acuéstalo boca arriba;

Controla su respiración colocándole una mano en la frente y los dedos de la otra en la punta de la barbilla.

Coloca su cabeza en posición neutra para despejar sus vías respiratorias;

Si no observas movimientos respiratorios, no escuchas sonidos de respiración, ni sientes que el bebé exhala aire en tu mejilla, el bebé ha dejado de respirar;

Alerta a los servicios de emergencia

Si tienes un desfibrilador cerca, ve a buscarlo o pide a otra persona que lo haga.

A falta de un desfibrilador, o mientras esperas que alguien lo traiga, inicia las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Para ello coloca dos dedos en el centro del tórax de la víctima;

Y realiza treinta (30) compresiones torácicas de aproximadamente un tercio de profundidad,

mantén un ritmo aproximado de dos (2) por minuto;

Alterna series de treinta (30) compresiones con dos (2) insuflaciones, si conoces esa maniobra.

De lo contrario, limítate a efectuar las compresiones torácicas;

Antes de realizar las insuflaciones, asegúrate de colocar la cabeza del bebé en posición neutra, abarca su nariz y su boca y comprueba que su tórax se expande.

Continúa las maniobras de reanimación ininterrumpidamente hasta que la víctima comience a respirar con normalidad, hasta que lleguen los servicios de emergencia o hasta que dispongas de un desfibrilador.

Es posible que, durante los minutos posteriores a una parada cardíaca, la víctima respire con dificultad o que su respiración sea ruidosa, jadeante e irregular,

A ésto se le llama “respiración agónica” y no debe ser confundida con una respiración normal.

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK