Primeros auxilios : Reanimación cardiopulmonar a un niño

Visto 160,554 veces
Archivos y descripción

Aprende a realizar la maniobra de reanimación cardiopulmonar a un niño.

Este vídeo ha sido doblado por Claudia Olvera. Si quieres participar en la creación de nuestros vídeos, ¡únete a nuestra comunidad de voluntarios aquí!

Cargando comentarios ...

Con este vídeo aprenderás a realizar una reanimación cardiopulmonar en caso de paro cardíaco en un niño menor de 12 años.

Si un niño ha perdido el conocimiento y eres el único adulto presente, llama a los servicios de emergencias.

Túmbalo boca abajo,

Verifica el ritmo de su respiración colocando una mano sobre su frente y los dedos de la otra bajo punta de su barbilla.

Con cuidado, coloca su cabeza en posición neutra y eleva la posición del mentón para despejar sus vías respiratorias;

Si no observas movimientos respiratorios, no escuchas sonidos de respiración, ni sientes la exhalación del aire en tu mejilla, la víctima ha dejado de respirar;

Alerta a los servicios de emergencia y si tienes un desfibrilador cerca, ve a buscarlo.

Si hay testigos presentes, pídeles que vayan a buscarlo.

A falta de un desfibrilador, o mientras esperas que alguien lo traiga, inicia las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Para ello, coloca la parte inferior de la palma de tu mano en el centro del tórax desnudo de la víctima.

Coloca tu cuerpo paralelo a su pecho y mantén tu brazo recto.

Realiza treinta (30) compresiones torácicas de aproximadamente un tercio de profundidad,

mantén un ritmo aproximado de dos (2) por minuto;

Alterna series de treinta (30) compresiones con dos (2) insuflaciones, si conoces esa maniobra.

De lo contrario, limítate a efectuar las compresiones torácicas;

Antes de realizar un boca a boca, asegúrate de colocar la cabeza del bebé en posición neutra antes de realizar las insuflaciones y comprueba que su pecho se expande.

Continúa las maniobras de reanimación ininterrumpidamente hasta que la víctima comience a respirar con normalidad, hasta que lleguen los servicios de emergencia o hasta que dispongas de un desfibrilador.

Es posible que, durante los minutos posteriores a una parada cardíaca, la víctima respire con dificultad o que su respiración sea ruidosa, jadeante e irregular,

A ésto se le llama “respiración agónica” y no debe ser confundida con una respiración normal.

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK