Comment Utiliser Le Brf

Visto 18,440 veces
Archivos y descripción

Aprende cómo utilizar la Madera Rameal Fragmentada o MRF que te hemos enseñado a fabricar en otro de nuestros vídeos.


--

Este vídeo ha sido traducido por Franco Mundo y doblado por Octavio Martínez. Si, como ellos, tu también quieres participar en la creación de nuestros vídeos, ¡únete a nuestra comunidad de voluntarios aquí! : factory.sikana.how


---
Para saber más sobre SIKANA, accede a nuestra página web www.sikana.how e inspírate con nuestra colección de tutoriales sobre arte y manualidades, naturaleza, bricolaje o deporte.


---

Créditos : Lawrence Blatt - 'UV radiations'


Han ayudado a crear este tutorial
franco mundo - Sikana
franco mundo
Translation
Cargando comentarios ...

En este vídeo, vamos a aprender a preparar una parcela de cultivo con Madera Rameal Fragmentada (MRF).

Necesitaremos una carretilla, cuatro estacas de madera, cuerda, un rastrillo, un rastrillo curvado y una maceta pequeña.

Comenzamos por delimitar el lugar donde queremos colocar nuestra parcela de cultivo con ayuda de las cuatro estacas y la cuerda.

Vaciamos la carretilla de MRF directamente sobre la capa vegetal del suelo

Utilizamos el rastrillo para aplanar la superficie.

La capa de MRF debe tener entre 3 y 5 cm de espesor. Esto limita el crecimiento de las malas hierbas, ofrece nutrientes suficientes para el desarrollo de los hongos y contribuye a la regulación térmica del suelo.

Debemos dejar reposar la MRF varios meses para satisfacer su necesidad de nitrógeno.

Este fenómeno se produce durante los primeros meses tras haber colocado la MRF en nuestras parcelas.

Los hongos recién instalados en la parcela de cultivo necesitan el nitrógeno que emana la MRF para desarrollarse.

Si no esperamos lo suficiente entre el momento de colocar la MRF y la plantación de las semillas, los hongos y las plantas lucharán por los recursos, lo que puede debilitar el cultivo.

Este fenómeno se carateriza por el amarilleo de las hojas y un retraso en el crecimiento de las plantas.

Si hemos colocado nuestra MRF en otoño, debemos dejarla reposar hasta la primavera siguiente.

La escasez de nitrógeno habrá pasado y los cultivos podrán beneficiarse plenamente del aporte de los hongos.

Tras este periodo de reposo, podremos observar que la estructura del suelo ha mejorado,

han aparecido unos filamentos blancos llamados micelios, que son la parte vegetativa de los hongos.

Esto es un indicador de la buena salud de nuestra MRF y la señal de que es hora de mezclar la MRF con los primeros centímetros de tierra.

Esta etapa permite activar la colonización de los hongos en el suelo.

Para mezclar la MRF con el terreno, utilizamos el rastrillo curvado. Lo sostenemos bien recto, hundimos los dientes en el suelo, abrimos ligeramente la tierra y lo levantamos. Un consejo: es inútil revolver la tierra.

Podemos usar también un rastrillo de dos mangos.

Nuestra parcela ya está lista para alojar los cultivos.

Necesitaremos una pala para transplantar, un azadón y las semillas o brotes que vamos a plantar.

Si utilizamos el método de brotes directos en cubierto, debemos cavar una zanja de 5 centímetros de profundidad con la ayuda del azadón. Colocamos los granos en la zanja y tapamos.

También podemos transplantar los brotes. Aquí vamos a usar estos brotes de tomillo o estos esquejes de salvia.

La MRF también es beneficiosa para los árboles frutales, su uso los vuelve más vigorosos y menos sensibles a las enfermedades y a las plagas.

Vertimos la MRF al rededor del árbol y la esparcimos con ayuda del rastrillo.

La superficie de MRF debe ser tan ancha como la copa del árbol.

Atención, debemos dejar un espacio alrededor del tronco para evitar que crezca ramaje a nivel del punto del injerto.

Cuando la usamos la MRF alrededor del árbol, no es necesario mezclarla con la tierra, ya que si lo hacemos podríamos dañar las raíces.

La MRF puede colocarse también bajo las plantas en las macetas y jardineras.

Tras varios años, las virutas de la madera ya no serán reconocibles, habrá llegado el momento de añadir más MRF.

Según las condiciones climáticas y los métodos de cultivo utilizados, se estima la MRF es eficaz entre tres y cuatro años.

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK