Vehículos de dos ruedas

Visto 4,498 veces
Archivos y descripción
Vehículos de dos ruedas

Aprende qué normas y gestos de seguridad vial debes respetar antes de comenzar tu viaje en bicicleta o en moto. ¡Juntos podemos hacer que un viaje sea seguro para todos!

Este vídeo ha sido traducido por Elena Nicolau y doblado por Claudia Olvera - si tú también quieres participar en la creación de nuestros vídeos, ¡únete a nuestra comunidad de voluntarios!

Han ayudado a crear este tutorial
Elena Nicolau - Sikana
Elena Nicolau
Translation
Cargando comentarios ...

Cada año, más de un millón de personas pierden la vida a causa de accidentes de tráfico. Más de un cuarto son ciclistas y motociclistas. Te damos algunas sugerencias para conducir con total seguridad.

Antes de salir a la carretera, es importante que compruebes tu vehículo y te asegures de que llevas todo el equipamiento necesario.

Primero, asegúrate de que el tamaño de tu vehículo de dos ruedas y la altura del sillín/asiento estén adaptados. Asegúrate también de que los frenos y las luces funcionen correctamente.

Vayas en bicicleta o en moto, ponte siempre, siempre, el casco, ya que llevarlo reduce el riesgo de muerte en caso de accidente de moto en un 40%. Cuando te lo pongas, abrocha y aprieta la correa del casco. ¡Llevar un casco mal puesto o sin atar es tan peligroso como no llevarlo!

Utiliza calzado cerrado y abrochado y evita las prendas largas: te pueden distraer, quitar visibilidad o engancharse en las ruedas. Cuando conduzcas una moto, ponte siempre guantes y una chaqueta con coderas.

Una última cosa antes de subirte en la moto o bici: ¡prepárate en función del tiempo! Cuando esté oscuro o llueva, enciende las luces y lleva ropa reflectante.

Cuando haga mucho sol, ponte gafas de sol para evitar el deslumbramiento. No te preocupes: independientemente de las condiciones meteorológicas, ¡siempre puedes conducir con estilo!

Ya estás preparado para montarte en la bici o moto, pero ¡no olvides nunca consultar el código de circulación del país en el que conduces!

Empecemos por la conducción. Cuando conduzcas una moto o una bici, mantén siempre las dos manos en el manillar. En bici, solo debes soltar las manos cuando vayas a indicar la dirección en la que vas a girar.

Recuerda que no debes hacer acrobacias mientras conduces, como, por ejemplo, levantarte, ir sobre la rueda trasera o derrapar - hacerlo podría provocar un accidente mortal o heridas graves de por vida.

Debes estar siempre atento a lo que te rodea - los vehículos de dos ruedas son menos visibles que los demás, así que es importante que te asegures de que pueden verte y de que tú también puedes verles a ellos. Tanto tus retrovisores como los suyos pueden ser muy útiles: si puedes ver los ojos de alguien en el retrovisor quiere decir que la otra persona también puede verte.

Mantente siempre alerta con los peatones, ya que son más lentos y a menudo olvidan comprobar la circulación antes de cruzar la calle.

Zigzaguear entre las filas de coches está prohibido en muchos países porque dificulta que los camiones, coches y, sobre todo a los peatones, vean llegar a los ciclistas. Si esta maniobra está autorizada se tolera en tu país, ten mucho cuidado si decides llevarla a cabo: no vayas muy rápido y mantente siempre alerta.

Conducir requiere a menudo una reacción rápida. Controla siempre la velocidad y observa la circulación para anticipar cualquier cambio de velocidad. Si algo requiere tu atención, disminuye la velocidad y párate en un lugar seguro antes de ocuparte de ello.

No escuches música y no utilices el teléfono, ya que te impedirá escuchar los sonidos de tu alrededor. Si vas con tus amigos, id siempre en fila, uno detrás de otro, y esperad a estar parados para empezar una conversación.

LLevar a alguien o algo contigo puede parecer muy práctico pero es igual de peligroso: puede ser una distracción, dificultar las paradas y entorpecer tus movimientos.

Si llevas a una persona, asegúrate de que lleve casco y sé extremadamente prudente. Tu pasajero quizás no sepa cómo comportarse, así que tómate el tiempo de explicarle cómo sentarse, dónde poner las manos y los pies y acordad entre los dos una señal por si necesita que paréis.

Si transportas objetos, asegúrate de que están bien atados y no te harán perder el equilibrio. Evita llevar objetos de grandes dimensiones.

En definitiva, estate atento y sé respetuoso con las personas más vulnerables, como los peatones. Adapta tu velocidad según los lugares por los que pases y según las condiciones meteorológicas.

¡Hagamos juntos de la carretera un lugar seguro para todos!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK