Pulverizador de pintura: La técnica

Visto 145 veces
Archivos y descripción

Con este vídeo aprenderás a utilizar un pulverizador de pintura correctamente para restaurar un mueble.

¿No sabes cómo limpiar el pulverizador tras haberlo utilizado? Echa un vistazo al siguiente vídeo, te lo explicamos paso a paso.

Te aconsejamos que consultes el vídeo: Pulverizador de pintura: Preparación, antes de empezar con este paso.

-

Cargando comentarios ...

Con este vídeo aprenderás a utilizar un pulverizador de pintura.

Te aconsejamos que consultes el vídeo: Pulverizador de pintura: Preparación, antes de empezar con este paso.

Presta atención, para esta operación necesitarás:

un peto desechable,

guantes de protección,

una máscara de protección,

Y unas gafas de protección.

Esta operación se divide en dos pasos que te explicamos a continuación.

Puedes ajustar la presión del aire, la cantidad de pintura y el tamaño y la dirección del chorro.

Ajusta la presión en el nivel 3 cuando trabajes con muebles.

La cantidad de pintura expulsada se puede ajustar con el tornillo del gatillo.

Si la distribución de la pintura no es uniforme, quiere decir que la carga de pintura no es suficiente y deberás aflojar el tornillo dándole varias vueltas.

Si la pintura gotea, significa que hay demasiada carga y deberás apretar el tornillo dándole varias vueltas.

El objetivo es obtener una capa de pintura homogénea en el cartón.

El tamaño y la dirección del chorro se pueden ajustar a través de la llave en la punta del pulverizador.

El chorro será grande e irá en horizontal si la llave está en posición vertical.

El chorro será grande e irá en vertical si la llave está en posición horizontal.

Los chorros horizontales y verticales se utilizan en las superficies planas, como tablas o puertas.

El chorro será más circular si la llave está en posición diagonal.

Los chorros circulares se utilizan en zonas estrechas como las patas de las sillas.

En primer lugar, da la vuelta al mueble para pintar primero las partes inferiores, y luego las superiores.

Orienta el tubo de succión en el mismo sentido que el pulverizador para que se sumerja lo máximo posible en la pintura.

Tus movimientos deberán empezar y acabar siempre fuera de la superficie que trates.

Sujeta el pulverizador a unos 30cm de la superficie.

Mantén el pulverizador en perpendicular a la superficie.

Procura que el movimiento de tu brazo tenga una velocidad constante.

Recuerda usar la técnica de capas en sentido alterno.

Para ello, deberás colocar la llave en posición horizontal y mover el pulverizador a lo ancho de la superficie.

Una vez que la superficie esté cubierta,

Coloca la llave en posición vertical para tener un chorro horizontal.

Luego, mueve el pulverizador a lo largo de la superficie.

Para las patas de los muebles,

coloca la llave en posición diagonal y pasa la pistola en sentido vertical.

Cuando hayas terminado, déjalo secar a temperatura ambiente según las recomendaciones del fabricante de la pintura.

En nuestro ejemplo, lo dejaremos secar 12 horas.

Para obtener un color más denso, puedes darle una segunda capa de pintura siguiendo el mismo método.

No olvides limpiar el material en cuanto hayas terminado de usarlo.

Te invitamos a consultar nuestro vídeo sobre este paso.

Ahora ya sabes cómo pintar los muebles con un pulverizador de pintura.

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK