¿Qué es la biodiversidad?

Visto 2,629 veces
Archivos y descripción

En este vídeo animado os enseñamos qué significa el concepto de biodiversidad, por qué es tan importante para preservar el medio ambiente, y os mostramos cómo está relacionada con la cadena alimenticia. Además, explicamos los peligros que acechan esta estabilidad natural y proponemos soluciones participativas.

Por medio de dibujos animados como este, buscamos alcanzar un público lo más variado posible, desde niños hasta personas mayores. Este tutorial asienta las bases de este programa, y en torno a él los demás vídeos que lo componen cobran sentido. ¡Te animamos a que pases al siguiente!

-

Han ayudado a crear este tutorial
MartaHS - Sikana
MartaHS
Translation
Cargando comentarios ...

Fomenta la biodiversidad en tu hogar

Comprender la biodiversidad

¿Qué es la biodiversidad?

La biodiversidad es un concepto reciente que apareció en los años 80. Nació de la unión entre “biología” y “diversidad” y define el estudio de las especies y su interacción con el entorno. La diversidad biológica es el resultado de una evolución de más de 4.500 millones de años. Se originó con la formación de la Tierra, tras la cual nació la primera célula procariota. Más tarde aparecieron las plantas terrestres, los reptiles, los mamíferos, las aves y, finalmente, hace 7 millones de años, los seres humanos .

Para vivir, el ser humano depende de la biodiversidad animal y vegetal. Más del 70% de los cultivos de subsistencia, que representan el 40% de nuestra alimentación, son posibles gracias a insectos polinizadores. Nuestro recetario contiene numerosos principios activos de plantas que se han convertido en indispensables para la medicina. Muchas poblaciones necesitan materias primas animales y vegetales para usarlas como refugio y fuente de calor.

La actividad humana está poniendo en peligro de extinción a muchas especies. Entre ellas, la suya propia.

La biodiversidad engloba 3 enfoques que interactúan entre ellos:

El primero es el enfoque ecosistémico, que analiza la diversidad de los diferentes hábitats como bosques, océanos, desiertos, lagos y zonas urbanas.

El segundo es el enfoque específico que determina la diversidad de las especies, como vegetales, animales, bacterias y hongos, que se relacionan a su vez con el entorno.

El último enfoque es el genético, que engloba la diversidad de los genes pertenecientes a una misma especie y que confieren a cada ser su carácter único.

Funciones y roles de la biodiversidad

Los ecosistemas actuales son el resultado de miles de millones de años de evolución y contienen una serie de relaciones en equilibrio. Cuanto mayor es la biodiversidad, mayor estabilidad presenta este equilibrio.

Un buen ejemplo de esto lo encontramos al observar la cadena alimenticia: los vegetales usan la energía solar para crear materia orgánica, esta sirve a su vez como alimento a consumidores primarios como los herbívoros, quienes constituyen el sustento de los carnívoros, Estos, a su vez, serán presa de los superdepredadores. Las bacterias y hongos, que actúan como agentes de descomposición, se alimentan de la materia orgánica creada por los productores y los consumidores, convirtiéndose en elementos nutritivos para los vegetales.

El conjunto de todas las cadenas alimenticias se encuentra en equilibrio, pero un problema en un solo eslabón de esta cadena puede tener consecuencias muy importantes. Tomemos el ejemplo del bosque. Si se rocía insecticida sobre un roble, las orugas desaparecerán poco a poco. Los pájaros tendrán entonces menos variedad en su alimentación, lo que su afectará directamente a reproducción. Este descenso de población incidirá igualmente en la supervivencia de los pájaros depredadores. Así pues al querer eliminar una sola especie, la oruga de roble, se amenaza el equilibro de todo el ecosistema.

El declive de la biodiversidad

Hoy en día, alrededor de 10 millones de especies pueblan nuestro planeta pero tan solo 1.3 millones han sido censadas. Sin embargo, si continuamos como hasta ahora, la mitad de las especies que conocemos hoy desaparecerán en menos de un siglo. Esto se debe a que la actividad humana está desestabilizando el equilibrio de la biodiversidad.

La biodiversidad se enfrenta en este momento a las amenazas del desarrollo urbanístico y agrícola, a la sobreexplotación de las especies vegetales y animales, la deforestación, la introducción de plantas invasoras y a la inmensa contaminación industrial y agrícola.

Cómo preservar la biodiversidad

Para invertir la tendencia en el declive de las especies, el ser humano debe corregir su impacto y sus actividades dañinas para el medio ambiente. Además, se deben cambiar los modos de producción y de consumo para impulsar una transformación donde los seres vivos ganen importancia. Para ello existen numerosas alternativas: un hábitat que se integre mejor en la naturaleza, una agricultura responsable y respetuosa con medio ambiente, una producción local razonable y una mejor gestión de los recursos naturales.

Actualmente, más del 54% de la población mundial vive en zonas urbanas. Este porcentaje será del 66% en el 2050.

La ciudad debería convertirse en un entorno sostenible, integrando el enfoque de la biodiversidad en todos sus problemas de distribución, de gestión del territorio y en el ámbito social.

Para ello podemos, por ejemplo, multiplicar los espacios verdes en las ciudades, crear corredores ecológicos que permitan la libre circulación de las especies, impulsar el desarrollo de la agricultura urbana, disponer de zonas de refugio con nidales y comederos, construir refugios para insectos y reducir la producción de desechos. Todas estas acciones contribuyen a la conservación de la biodiversidad y, con ella, a la nuestra.

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK