Aprende la técnica del viraje

Visto 57,042 veces
Archivos y descripción

Con este vídeo aprenderás a hacer un viraje mientras nadas en estilo espalda.

Esta técnica es muy parecida a la del viraje en el estilo crol, aunque la posición de la espalda es un poco más compleja, por lo que requerirá más práctica antes de que la domines completamente. Un viraje realizado correctamente te permitirá optimizar tu energía y ganar tiempo, sin perder velocidad. En este tutorial te presentamos la técnica del viraje en 5 etapas consecutivas: el acercamiento al bordillo, la rotación, el impulso, el deslizamiento y, para terminar, la vuelta al nado.

Para aprender más técnicas, trucos y ejercicios sobre el estilo espalda, puedes acceder al resto de tutoriales que componen este programa.

Carefree - Gilles B - DanoSongs.com
Coconut water - Gilles B - DanoSongs.com
Voice-over by volunteer: Carrie Briffett

Han ayudado a crear este tutorial
GMenaM - Sikana
GMenaM
Translation
Cargando comentarios ...

ESPALDA: CÓMO HACER UN VIRAJE

Con este vídeo, vas a aprender a hacer un viraje en el estilo espalda. Se trata de una técnica parecida a la del viraje en crol, pero es importante practicarla porque en posición dorsal es más compleja. Un viraje bien realizado te permite ganar velocidad y eficacia.

Vamos a dividir el proceso de viraje en el estilo espalda en 5 etapas: aproximarse a la pared, girar, impulsarse, deslizarse y retomar la natación .

Comencemos con la aproximación a la pared.

Cuando te acercas a la pared, las boyas que separan las calles de la piscina suelen cambiar de color.

Cuando estés a la altura de las boyas de otro color, termina el movimiento y empieza una rotación de la cabeza y de los hombros para colocarte boca abajo, así.

Realiza el último movimiento de brazos en estilo crol.

Al final del movimiento de aproximación, mantén los dos brazos pegados al cuerpo. Te encuentras ahora en posición ventral.

Seguimos con el giro. Este movimiento es parecido al giro en el estilo crol.

La cabeza va a iniciar el movimiento.

Pega el mentón contra tu pecho y dobla tu cuerpo sobre sí mismo, al mismo tiempo que doblas las piernas.

Mantén los brazos pegados al cuerpo, y las manos a la altura de los muslos.

Mientras tus pies y piernas pasan por encima de la superficie del agua, lanza los brazos hacia adelante y estiralos por encima de la cabeza.

La rotación termina cuando estás de nuevo boca arriba, con los dos pies tocando la pared.

Continuemos con la fase de impulso.

Apóyate con los dos pies y flexiona las piernas manteniendo el cuerpo alineado.

Mantén los brazos juntos y estirados detrás de la cabeza, en el mismo eje que el cuerpo, con una mano encima de la otra.

Impúlsate con energía con las piernas para despegar.

Tu mentón debe tocar el pecho.

Pasemos ahora al deslizamiento.

Estira los brazos estirados y colócalos paralelos a la superficie.

Aprovecha la propulsión ejercida por las piernas para deslizarte boca arriba, por debajo del agua, a unos 50 cm de la superficie.

Para terminar, aprendamos a retomar el ritmo de nado.

Realiza algunas ondulaciones o batidas de piernas.

No olvides espirar por la nariz.

Cuando llegues a la superficie, retoma el movimiento de los brazos.

Recuerda que un buen viraje debería permitirte avanzar unos 5 metros. Practica con regularidad hasta que los gestos sean cada vez más naturales y no interrumpan la realización del ejercicio. ¡Ahora es tu turno!

Descarga
En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK