Cargando comentarios ...

Primero, trazamos una línea.

Separamos esta línea en el centro con un trazo horizontal que corresponde, más o menos, a la mitad del trazo vertical.

Luego, dibujamos 4 rectángulos idénticos.

Comenzamos por dibujar esta forma en los 2 rectángulos inferiores, se trata de la palma.

El lado izquierdo no toca el extremo del rectángulo, al contrario del derecho.

Es para dejar lugar para el pulgar que dibujaremos después.

Vemos que los 2 lados de la base no están curvados de la misma manera.

Estamos dibujando una mano izquierda.

Para una mano derecha, las dos curvas tendrían que estar invertidas. Esto es válido para todo el resto del dibujo.

Ahora, hacemos un trazo ligeramente por encima para determinar la ubicación del dedo medio o corazón.

Dibuja el pulgar, siempre bordeando bien el rectángulo.

Debemos prolongar bien la curva de abajo, subir a lo largo del rectángulo, y ubicar la articulación a la altura de la línea central.

El pulgar está a un lado, a diferencia de los dedos.

Dibuja el índice, que parte desde el pulgar y supera, levemente, la línea superior.

Baja hasta la parte de arriba de la palma.

Dibuja el medio o corazón, que bordea el índice y llega a la línea superior.

Es apenas un poco más largo que el índice.

Dibuja el anular, que está al lado del dedo medio y que es tan largo como el índice, pero un poco más pequeño.

Finalmente dibujamos el meñique que tiene una falange menos que el anular.

Su característica es que la línea que baja no es derecha como en los otros dedos sino que se une al lado de la palma.

Dibuja dos líneas para la palma, abajo, y dibuja la muñeca.

Marca las articulaciones entre las falanges de los dedos.

Ahora debemos hacer las terminaciones.

Dibuja las líneas de las manos.

La uña del pulgar.

Hemos terminado la mano izquierda.

Para la mano derecho sólo debemos invertir todo.

En poursuivant votre navigation sur ce site, vous acceptez l'utilisation de cookies pour vous proposer des services adaptés à vos centre d'intérêts. En savoir + OK